«Obama es
muy indeciso en política exterior. Ejecuta una política exterior basada en el
día a día, inconsistente». Esta es la contundente frase con la que el
periodista y analista paquistaní Ahmed
Rashid
(Rawalpindi, 1948) define la línea de trabajo geoestratégico y
diplomático del presidente de Estados
Unidos
, Barack Obama, particularmente
en lo referido a dos países asiáticos muy vinculados entre sí: Pakistán y Afganistán.

Durante una
reciente visita a Madrid con motivo
de la publicación en español de su último libro, Pakistán ante el abismo. El
futuro de Estados Unidos, Pakistán y Afganistán
(Península/Atalaya), el
experto mostró su preocupación por el porvenir de la región una vez se complete
–en 2014, como se acordó en la
Cumbre de la OTAN de 2010 en Lisboa
la salida de las tropas internacionales de la ISAF y de Estados Unidos
al cabo de trece años de presencia ininterrumpida y de combates contra los talibanes
y la red terrorista Al Qaeda.

Según Rashid,
«el problema fundamental» radica en saber «quién
controlará» Afganistán tras la salida de la fuerza multinacional. El
Ejército de Estados Unidos «necesita saber; la OTAN necesita saber; los
afganos necesitan saber qué tipo de política se plantea para Afganistán»,
recalcó el autor de otras dos obras –Los talibán y Descenso al caos– que
profundizan en la situación de ese país y sus vinculaciones con Pakistán, un
binomio que los expertos han denominado «el
eje AF-PAK»
. Para este escritor, es mucho más importante la transición
política que la “militar”, basada en el trasvase de competencias al nuevo Ejército Nacional Afgano, por lo que
“se impone la necesidad de mantener un diálogo” con los talibanes, que ahora
controlan buena parte de Afganistán y amenazan con recuperar el poder que
tuvieron entre 1996 y 2001. “Es necesario integrar a los talibanes en todas las
esferas de la vida afgana, incluido el Ejército”, insistió Rashid.

Ahmed Rashid durante la entrevista con Fernando Prieto
Las críticas del autor
paquistaní a la Administración Obama apuntan a que esta “continúa totalmente
dividida a propósito del mejor camino a seguir” y esa inconsistencia está
llevando a una gran indecisión entre sus
aliados y entre los propios mandos militares estadounidenses, así como a una
gran incertidumbre en la región. El mandatario norteamericano está siempre
supeditado a las presiones que sufre en las cámaras y no tiene demasiado claro
si hacer caso a los militares o a los políticos.

En cuanto a la
relación entre Estados Unidos y Pakistán, está marcada por la desconfianza. El
país asiático ha dejado de ser el otrora aliado geoestratégico y el ejemplo más
evidente fue la operación que el Ejército norteamericano –a espaldas de las
autoridades paquistaníes- llevó a cabo en Abottabad para acabar con la vida del
terrorista más buscado tras los atentados del 11S: Osama bin Laden.

Para Rashid, es
complicado que en Pakistán (el tercer país del mundo islámico en número de
habitantes tras Indonesia e India) pueda producirse un movimiento
semejante a la llamada «primavera» o revolución árabe, porque su
clase media “está demasiado dividida y, al mismo tiempo, ve con temor una
hipotética revuelta de la que pudiera surgir un régimen estrictamente
islámico».

En las páginas
de su obra, Rashid considera que Pakistán está dejando pasar la oportunidad de
convertirse en un importante actor regional, para lo cual debería establecer
una política exterior y de seguridad acorde con las circunstancias. Mientras su
Ejército siga siendo un verdadero “Estado dentro del Estado” y sus servicios
secretos (ISI) sigan obsesionados con su contencioso histórico con la India y
el recelo hacia China, no se convertirá en una potencia emergente. Sin olvidar
los “favores” mutuos que el ISI y los talibanes se han prestado durante tantos
años a uno y otro lado de la frontera.

Rashid ha trabajado
durante más de 20 años como corresponsal del Daily Telegraph en Pakistán,
Afganistán y Asia Central. También es corresponsal de la Revista Económica del Lejano
Oriente
y escribe para The Wall Street Journal, The
Nation
y Daily Times (Pakistán), además de aparecer frecuentemente en cadenas
internacionales como CNN o BBC.

 FERNANDO PRIETO ARELLANO
Periodista
de la Agencia EFE en el Departamento de Internacional, especializado en Oriente
Medio y Mediterráneo sur. Corresponsal en Londres (1996-1999) y enviado
especial (1992-actualidad), entre otros, a Irlanda del Norte, Macedonia, Israel
y territorios palestinos, Pakistán, Irak, Catar, Afganistán, Libia, Túnez y
Kuwait. Profesor asociado de Periodismo Internacional de la Universidad Carlos
III de Madrid y Especialista en Seguridad y Defensa en el Mediterráneo y
Oriente Medio por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).