SANDRA ÁVILA

A Sebastián Miquel (1975), un fotógrafo y documentalista argentino, le fascina el agua. Ha recibido importantes premios a lo largo de su carrera y también es asiduo colaborador de revistas, agencias, revistas de moda y libros. 

P.- ¿Por qué tu afinidad por la fotografía?
R.- o me imagino mi vida hoy sin poder hacer fotografías.

¿Cómo empezaste a relacionarte con la fotografía? ¿Qué es para vos, la fotografía?
Si bien vivo de la fotografía desde no hace tanto tiempo, me interesó desde muy chico. Siempre recuerdo un hecho concreto que fue un incendio cerca de mi casa cuando tenía 11 años, mi reflejo fue ir a fotografiarlo. Siempre es lo mismo, trato de traducir todo en un hecho fotografiable. Debe haber muchas e interesantes definiciones sobre la fotografía. Para mí la fotografía no deja de ser ese papel con una imagen revelada a la cual las personas luego le dan miles de significados de acuerdo a su subjetividad. Fotografía como registro, como recuerdo, como arte, como expresión, como una manera de conocerse a sí mismo y al mundo que nos rodea.

¿Normalmente cuál es el tipo de fotografía que realizas?Suelo decir que hago fotos. Trato de no reconocer categorías para evitar estancarme en un estilo o en una temática exclusiva. Si me pongo a mirar las fotografías de mis últimos tres o cuatro años me doy cuenta que aun no puedo definir un tipo de fotografía y tampoco quiero hacerlo.
Urbanas. Sebastián Miquel

¿Cuál es la que más te gusta?
La que hable del ser humano, la que intente decir y si es un poco subversiva mejor. Al menos desde mi lógica sobre lo que es subversivo. En esa sintonía si es sobre la vida y su poesía es un buen comienzo.

¿Qué tipo de fotos te gustaría hacer que hasta ahora no se ha podido concretar?
No lo sé la verdad. Te puedo decir que cada vez que vuelvo sobre la fotografía de Alesandra Sanguinetti me dan ganas de ir sobre esa línea, es humana, es bella, poética.

¿Cómo organizas las sesiones de fotos?
Al trabajar con luz natural lo único que organizo es el horario, lo demás se va dando solo.

¿Tenés una temática de antemano o te gusta improvisar?
Improviso por lo general. Las veces que he intentando organizar algo no salió bien.

¿Con qué tipo de maquina es con la que te sentís más cómodo?

Mi réflex digital, ya me acostumbré a ese gran vicio que es poder revisar las imágenes casi instantáneamente.
Agua. Sebastián Miquel

¿Fotos en blanco y negro o a color? ¿Por qué?
Ambos, depende de la foto y de la intencionalidad de la misma. Igual tiendo a elegir blanco y negro, como decía Octavio Paz: la realidad es más real en blanco y negro.

¿Cuál fue la exposición de tus trabajos que más recordás y la que más te llenó de felicidad?
Recuerdo con mucho cariño la muestra “Abya Yala, hijos de la tierra” en el Palais de Glace de Buenos Aires, fue el sueño cumplido. En el momento de la presentación entre otras personalidades se sentó al lado mío Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo y el saberme ahí con ella me llenó el alma de tal manera que solo pude decir unas pocas pavadas y luego seguir disfrutando el momento. Ese día también me toco recorrer la muestra con Milagro Sala, líder del movimiento Tupac Amaru, el cual era protagonista de la muestra. Esos momentos se quedan en el corazón.

¿Podrías elegir una foto o una serie de fotos que cada vez que ves o recordás te cause emoción o ciertas sensaciones? 
Hijos del agua, es una serie que sigo construyendo y disfrutando. Adoro el agua y lo que ella genera en los seres humanos y la naturaleza. Es fotografiar la libertad.

¿A lo largo de tu carrera, cual es la foto que más admiras y la que te sentís orgulloso?
Una foto que se titula “el hijo”. Es la foto de un hijo de desaparecido sosteniendo la foto de su padre durante una marcha recordando el 24 de marzo del 76. Ambos son iguales, el padre cuando desapareció tenía la misma edad que el hijo en ese momento. Ellos nunca se conocieron. No puedo menos que emocionarme cada vez que la miro.
El hijo. Sebastián Miquel

¿Qué te diferencia de los demás fotógrafos?
No lo sé, quizá mi capacidad para tomar vino tinto, es amplia.

¿Con qué empresa conocida mundialmente te gustaría trabajar en el futuro?
Con ninguna, adoro y defiendo la libertad, el poder trabajar por mi cuenta, sin jefes ni socios.

¿Estás trabajando en un documental ahora? ¿de qué trata?

Cada vez que puedo vuelvo a una de mis series originales que es Hijos del agua. Luego sigo un par de líneas de trabajo, pero que aún no tienen un hilo fuerte, se van cocinando poco a poco. Lo que puedo decir es que se trata del ser humano, lo que le sucede en esta ciudad donde vivo, Buenos Aires.
Hijos del agua. La fuente. Sebastián Miquel