Mario Carbone nació en San Sosti (Cosenza, Italia) en 1924. Desde muy joven estudió fotografía y trabajó de aprendiz en varios laboratorios profesionales. Vivió en Milán y en 1955 se trasladó a Roma. En 1960  viajó con el director de cine Carlo Levi para localizar los exteriores de la película “Cristo se detuvo en Eboli” y empezó a colaborar con el mundo del cine. Es autor de varios libros de fotografía, cortometrajes y una película “Los misterios de Roma”, entre otras colaboraciones cinematográficas.

Para saber más de este fotógrafo:

http://www.archiviomariocarbone.com