Hans Holbein fue uno de los artistas con más talento del siglo XVI.  Desde su llegada a Inglaterra en busca de trabajo se granjeó el favor de la realeza, siendo elegido para pintar los retratos de Enrique VIII, su familia y figuras destacadas, entre ellas Ana Bolena y sir Tomás Moro. A su muerte, la obra de Holbein era tan admirada por sus contemporáneos como lo es hoy. Sus retratos inspiraron a la siguiente generación de artistas en sus representaciones de Eduardo VI, María I e Isabel I.

 

 

 

Esta exposición muestra una de las colecciones más importantes que se conservan de su obra, e incluye dibujos, pinturas, miniaturas e ilustraciones de libros. La exposición, que celebra la habilidad artística de Holbein, explora la carrera del artista y las vidas de aquellos que le encargaron retratos, poniéndonos cara a cara con algunos de los personajes más famosos de la Inglaterra del siglo XVI.

Como siempre ocurre con las exposiciones organizadas por la Royal Collection, no hay préstamos de otras colecciones, pero afortunadamente se presenta un conjunto casi inigualable de obras de Holbein, tanto en número como en calidad; su único rival es el Kunstmuseum de Basilea, que tiene más pinturas pero menos dibujos. Además, a poca distancia del palacio de Buckingham, en la National Gallery de Trafalgar Square, se encuentran cuatro de sus cuadros más importantes, que deberían ser una visita obligada además de la de la exposición. Tres proceden de la colección permanente, «Los embajadores», «Cristina de Dinamarca» y «Dama con ardilla y estornino», mientras que «Erasmo» es un préstamo del castillo de Longford. En la exposición hay muchos más dibujos que pinturas, y se sabe que originalmente formaban parte del llamado «Gran Libro», un cuaderno documentado a partir de 1590 que parece haber sido recopilado y conservado por el artista hasta su muerte en 1543.

 

 

En Inglaterra, el triunfo del protestantismo bajo Enrique VIII hizo que las pinturas religiosas no fueran tan demandadas (un ‘Noli me tangere’ nuestro en la exposición es una excepción), por lo que Holbein se dedicó casi exclusivamente al retrato. Sin duda, antes de pintar un retrato, Holbein hacía al menos un dibujo preliminar en presencia de su retratado. Los dibujos se centran principalmente en las cabezas de los sujetos (sus fisonomías, por supuesto, pero también sus sombreros), mientras que sus actitudes y vestimentas sólo se esbozan someramente. En algunos casos, los retratos acabados incluyen las manos, que, sin embargo, están ausentes de los dibujos, por lo que seguramente se añadieron a la composición en una fase posterior.

 

 

 

 

The Queen’s Gallery, Buckingham Palace

  • Next event: Monday, 15 Jan 2024
    Every Monday, Thursday, Friday, Saturday, Sunday (Friday, 10 Nov 2023 – Sunday, 14 Apr 2024)
  • Adult £19.00
    Young Person (18-24) £12.00
    Child (5-17) £9.50
    Disabled £9.50
    Access companion Free
    Under 5 Free
  • Consider visiting the Gallery in the afternoon as it maybe a quieter time to visit.
  • Adults, Groups (15+ people)