La composición de los personajes y la
trama en cada historia de Claudia Espinosa es, sin duda, una huella o
influencia de Horacio Quiroga, Jorge Luis Borges y otros autores
que han sabido plasmar historias terribles impecablemente contadas más allá de
lo atroz. Acciones inhumanas y al mismo tiempo cotidianas ocupan la mayoría de
sus obras: una particularidad de narrar ese tipo de historias poco comunes que
abundan primero en su utopía y luego, con el poso de la reflexión, parecen
extraídas de la vida real.

Espinosa nació en Buenos Aires en
1962. Es mediadora, abogada y maestra nacional de música y, desde 2010, trabaja
como secretaria cultural de la Sociedad Argentina de Escritores Sección
Chascomús
(provincia de Buenos Aires). Formada en talleres literarios de la
Ciudad de Buenos Aires y Chascomús, con Dalmiro Saenz, Martha Berutti
o Hernán Isnardi, en 2005 publicó su primer libro de cuentos, Ocupate de los perros muertos (editorial
De los cuatro vientos).
Su última creación es un libro de
cuentos, Vos, de humo
(editorial La máquina del tiempo, 2014), en el que la escritora intenta
situarse desde otro lugar ante el lector, para que este no encuentre
similitud
con su obra anterior.
¿Qué diferencias existen entre tu libro anterior, Ocupate
de los perros muertos,
y Vos, de humo?
Espero que el lector no encuentre similitud. Me propuse un libro
distinto: más interno, desde el pensamiento y desde el paisaje. A los cuentos
que integran Vos, de humo los llamo “cuentos con
techo o cuentos de interior”.
¿Cuál fue la idea central para comenzar este nuevo libro?
No pienso en un proyecto cuando escribo. Escribo y luego alguien cree
que el material está y entonces comienza el trabajo de corrección y por fin
decido la publicación.
¿A qué personaje de tu segundo libro te gustaría
parecerte?
No me gustaría parecerme a ninguno de ellos. Quisiera que todos seamos
diferentes, siempre, personajes y escritores.
¿Te gusta construir personajes con dudosa moralidad o más
bien gente recta y de buenos principios?
No sé lo que es dudosa moralidad, gente recta o buenos principios en la
actualidad. Los personajes tendrían que ser como los “no personajes” con
defectos y virtudes, si es que así se pueden llamar.
¿Estás escribiendo para tu tercer libro o algún proyecto
nuevo?
No, solo estoy escribiendo. Pero no sé aún para qué.
¿Qué surgió primero con tus dos libros de cuentos: el
título o los cuentos?
Los cuentos.
¿Cómo fue la selección de los cuentos que integraron Vos,
de humo
? ¿Cuanto tiempo te llevó escribirlo y publicarlo?
Había un cuento/nouvelle Luisa, que tenía que
publicarse. Como era muy largo, la selección de los demás fue en base a este.
Para equilibrar la lectura y el contenido. A Luisa comencé a escribirlo
en 2006 y Me importa Paula en 2012. Fueron seis años de trabajo de
escritura y seis años de corrección y revisión simultáneas. Dos años más para
seguir trabajando sobre el libro completo. Total: 8 años.
¿Cuáles son tus escritores favoritos y qué es lo que más
te gusta de ellos?
Me parece que decir favoritos es dejar a mucha gente afuera. Leo todo,
aprendo de todos. Pero nombraría a Horacio Quiroga, por su estilo dramático; Jorge
Luis Borges, por su humor, su excelencia; y (Mario) Vargas Llosa, por sus
descripciones.
¿Qué libro te gustaría leer por segunda vez?
La Divina Comedia.