SANDRA ÁVILA

La escritora Carmen Cecilia Morales González (Chinú, Córdoba, Colombia) acaba de publicar su libro de cuentos Cuando la luna entra por el cordón umbilical que será presentado el 18 de noviembre en la biblioteca Luis Felipe Pineda de Chinú. 

¿Cómo surgió la idea de escribir su libro de cuentos Cuando la luna entra por el cordón umbilical?

El título del cuento que lleva el mismo nombre hace honor a este ser corpóreo desde el momento de la gestación en su estación aquí en la tierra, así como la influencia de la luna en mi vida como poeta, escritora y ser humano en libertad. La idea de escribir este libro surgió de la necesidad de revelar lo que hay debajo de la piel. Como habitante del planeta observo lo que me rodea, hago mío el amor y el dolor del mundo, los problemas existenciales, el humor, la ironía frente a las convenciones sociales y los prejuicios, la casualidad, el destino que toma por sorpresa al hombre, y los plasmo en este parto de trece hijos literarios: El regreso, Cuando la luna entra por el cordón umbilical, Candelaria, Me llamo Teresa, Canción de mar, Hoyuelos de Venus, Carrusel, Ojos de gato, El paso, La chispa de Einstein, Un suceso inesperado, La visita, Doctor Emilio.
¿Por qué escribió un libro de poesías eróticas?  

El ser humano es erótico por naturaleza. La danza de los dedos es el contacto con la piel que no se niega a la sensualidad y responde espontáneamente a los sentimientos. Conocí a Libia Chacón Núñez, editora artesanal unos meses antes de la Feria Internacional del Libro de Bogotá 2015, ella me brindó un espacio en su stand para vender mi libro anterior. A Clio Artesanal (seudónimo de Libia) le gustó mucho mi trabajo literario, se conectó con lo que trasmito y me cedió un espacio para presentar mi libro en la feria. Ella, en este evento tenía un proyecto artesanal muy hermoso: libros a los que el gran maestro Fernando Soto Aparicio denominó “Los códices del siglo XXI” por estar escritos a mano, cosidos a mano y empastados en cuero. Clio, me invitó a hacer parte de este sueño literario. La danza de los dedos (Desnudez roja) se presentó por primera vez en el Encuentro Internacional de Escritores de Chiquinquirá 2015 y posteriormente en el  Encuentro de Poetas en Cuba. De esta manera salió a la luz el libro, una poesía policrómática, sensual y gestual donde conjugo el amor, la vida, y la pasión erótica.
Su anterior  libro de poemas Agujas contra el tiempo, ¿qué significa para usted?  
Soy la cuarta de seis hermanas que recibimos la influencia artística de nuestros ancestros y nuestros padres. Me considero un ser privilegiado por pertenecer a esta familia y por haber nacido en Córdoba, una de las cosas de las que estoy profundamente agradecida con la vida. Agujas contra el tiempo significa ese legado ancestral, mis pasos de niña en donde las vivencias tenidas con la naturaleza, se han materializado. El título lo dice todo: es la cadencia mágico ritual que gira en sentido contrario de las manecillas del reloj, con una mano levantada hacia el infinito y velas encendidas en un momento atemporal donde el amor y la sensualidad hacen parte del trayecto por donde transita el alma, la alegría, la vida de la mujer que danza. El libro es trino y vuelo de pájaros que celebran su libertad. 
¿Cuándo nació tu afinidad por las letras?  
El contacto con la naturaleza desde la infancia en Puerto Arturo, la finca de mis abuelos, fue fundamental para desarrollar la sensibilidad poética y la capacidad para imaginar y crear universos. No todo el mundo percibe con los sentidos…el hecho de estar rodeada del campo, del canto de los pájaros, del aroma de la naturaleza, de los cantos de vaquería de los campesinos trochando o sembrando, de los cuentos de mis abuelos, de todo el encanto que produce el estar rodeada por un ambiente tranquilo e inspirador para desarrollar en mí la sensibilidad poética y el deseo de plasmar historias que permanentemente revoloteaban en mi cabeza. 


¿Cuáles son tus escritores preferidos?

Desde niña me he sentido atraída por la lectura de textos literarios, en ese tiempo, leía lo que tenía a la mano, es decir, los libros que había en las bibliotecas de los colegios donde estudié y en la pequeña biblioteca de mis padres.  Más tarde, el recorrido por el camino de la literatura me regaló la oportunidad de encontrarme con grandes escritores a través de sus libros. Yo pienso que en cada escritor leído (que son muchos), he hallado un cuento, un poema o novela que me ha impactado. Siento un profundo respeto y admiración por el escritor francés Víctor Hugo, el narrador ruso Antón Chéjov, el   norteamericano Ernest Hemingway, el mexicano Juan Rulfo, el escritor colombiano Gabriel García Márquez, el uruguayo Horacio Quiroga, los argentinos Jorge Luis Borges y Julio Cortázar; los poetas Vicente Huidobro (Chile), Antonio Machado (España); León de Greiff, Raúl Gómez Jattin, José Asunción Silva (Colombia), Olga Orozco y Alejandra Pizzarnik (Argentina).
Carmen Cecilia Morales
¿Qué libros leerías por segunda vez?

Yo no diría “por segunda vez”. Hay libros que he leído más de cinco veces: La metamorfosis de Kafka, El túnel de Ernesto Sábato, Cumbres borrascosas de Emily Brontë. Otro que he leído muchas veces es Del amor y otros demonios, de Gabriel García Márquez; un juego que surgió de una niña lectora que vino una vez a solicitarme un libro. Yo le presté este título, a la semana vino a devolverlo y me dio sus impresiones del mismo; al mes regresó nuevamente por el libro y después a hacerme sus comentarios. Es un juego que se repite: ella viene y conversa conmigo acerca del libro. La última vez que vino le dije que se podía quedar con él y no aceptó.
Háblenos de su reciente experiencia en el Encuentro de Poetas en Cuba

Cuba es un país cuyos habitantes tienen gran admiración y respeto por las artes, las letras y la cultura, de ellos me traje el aroma de la flor de mariposa (símbolo nacional) que habita en su corazón. Los poetas invitados iniciamos el recorrido desde la Habana, pasando por Santa Clara, Camagüey y Holguín, con actividades literarias y encuentro con escritores locales en cada ciudad. En Holguín se celebraron las Romerías de Mayo y en el marco de la fiesta se realizaron eventos literarios tales como el 5° Encuentro de Poetas “La isla en versos”, encuentros de músicos y pintores, conciertos y exposiciones pictóricas. Fueron diez días donde se respiró arte y el deseo del ser humano de percibirlo, apreciarlo y vivirlo. Fue una gran experiencia compartir con los escritores, intercambiar opiniones y sentires, compartir con el pueblo cubano y descubrir lo que hay debajo de la piel de los isleños, porque para conocer a los habitantes de la isla es necesario “untarse del pueblo”. Lo que más me impactó fue el aprecio por el arte; en una entrevista para la prensa en Cuba afirmé que los “vientres de las mujeres de la isla son verdaderos nidos de arte” al observar que esa tierra pare montones de artistas.
¿Tiene otro proyecto literario en mente?
Actualmente estoy trabajando una novela con el título de Honey, la llevo a la mitad.  El tiempo es mi mayor obstáculo debido a mis múltiples compromisos como educadora, madre y gestora cultural. Pero tengo el deseo inmenso de crear mundo, espacios y las situaciones de personajes; dejar mis letras colgadas como telarañas para que algún lector se tope con ella, como sucede en el cuento Carrusel.
Ilustración de la portada: Ciro Beltrán Hidalgo “Bajo tu piel”

Carmen Cecilia Morales González es poeta, narradora y gestora cultural. Ha publicado en Argentina su poemario Agujas contra el tiempo, presentado en la Feria Internacional del libro de Bogotá 2015. Su segundo poemario se titula La danza de los dedos (2016).