No me ha gustado la novela “Nos vemos allá arriba” del escritor francés Pierre Lemaitre (…)
y no entiendo como ha podido vender tanto en Francia, salvo que esto te da el metro para medir al lector galo medio. 
Desde luego dudo que aquí haya vendido tanto como en Francia, pasada la primera oleada de la promoción. Tampoco entiendo la reseña que hizo un crítico en la que decía que no podías dejar de leer. Se puede y sin problemas. 
¿Cuáles son sus fallos? El primero el del folletín decimónico que a estas alturas no puede ser una historia de buenos contra malos muy malos y la caracterización gruesa de los personajes hechos con brocha gorda y unidireccional. Y luego la distancia del narrador sobre lo que narra. Excesiva. 
Hoy día, en el mundo internáutico y googlesco, el narrador tiene que estar pegado a lo que cuenta o hacerlo desde dentro. ¿Cuantos ejemplos de ello hay en la red en forma de videos y demás sobre todos los asuntos posibles? No se puede narrar como desde el siglo pasado. 
Por último, el asunto es muy francés, debe ser un género francés, el de la Primera Guerra Mundial y sus consecuencias, pero aquí no hay una memoria histórica ligado a ello.