En esta selección de tres libros publicados en español este año recomendados para regalar estas navidades, una convención hecha ya costumbre, estaba tentado de explicar ese rehuir de los diez títulos en que se suele incurrir, supongo que por ley mosaica, y la razón de preferir , ya que estamos celebrando el nacimiento de Cristo, remitirme a la escueta cifra de tres, por aquello de la Santísima Trinidad o las Tríadas de la cosmogonía aria, pero en realidad no es así: La cosa pinta más sencilla. El número permite fijarnos más en títulos esenciales y, de paso, rehusa el gasto excesivo No están los tiempos para gastar mucho. Ni siquiera en papel.

Dos novelas y un diccionario conforman estos tres libros. Hay que decir que esta selección es intensamente subjetiva e irremediablemente injusta, y no por no haber incluido a Javier Marías y a Mario Vargas Llosa con sus últimas entregas, sino porque reconozco por lo menos unas quince publicaciones de decidida calidad editadas en los últimos meses de autores incluso noveles, pero ya digo, el foco , cuando hay mucha cantidad de objetos, difumina la claridad de los mismos. Así, atengámonos a estos tres libros.

 

Diccionario de la bohemia (Editorial Renacimiento) es la primera recopilación de este tipo que se hace en lengua española. Existen estudios académicos sobre la bohemia y algún que otro índice onomástico que no ha salido del ámbito de los especialistas. Pero este libro de José Esteban, que lleva años publicando artículos y libros sobre personajes de la bohemia madrileña y sobre Valle Inclán, amén de sus queridos republicanos, desde Manuel Azaña a José Bergamín, es el primero en nuestro ámbito, lo que se revela como esencial y como libro referente en futuros estudios sobre este fenómeno de finales del XIX, ya que la bohemia, de creación francesa, arraigó en España hasta constituir un modo de vida que Esteban, muy lúcido, piensa que no es más que el nombre que adoptó el proletariado cultural, desde periodistas a poetas que querían vivir de la pluma, que por razones obvias, entre nosotros se publicaban a finales del XIX, más de trescientos periódicos, no daba ni siquiera para que muchos que publicaban en ellos pudieran comer. De esta manera surgió una mitología, el café con media tostada como elemento gastronómico, que Esteban ha estudiado con profusión en estas entradas que repasan los cafés de aquellos años, y sus principales figuras, desde sus cantores como Valle Inclán a personajes inexistentes pero más reales que los que acudían a aquellos lugares, tal Max Estrella, el bohemio por excelencia y que tuvo su inspiración en Alejandro Sawa, de quien se decía, más bien lo decía él, que no se lavaba la frente porque cuando era joven, en un viaje a París, Paul Verlaine le había besado en ella.

Hay que decir que José Esteban se refiere en este primer diccionario casi en exclusiva a la bohemia madrileña, la más excelente, y que hubiese convenido más entradas de la otra ciudad, Barcelona, que tuvo una bohemia, si no tan importante, no por ello menos extravagante. Además, Picasso inmortalizó su lugar de reunión, Els Quatre Cats, en un cartel de enorme fuerza.

Es el único defecto, si se puede calificar así esta ausencia, de este enorme libro que es ya referente en la bibliografía tremenda que existe sobre la bohemia. Pero faltaba un diccionario. Ni que decir tiene que los franceses hace años que tienen varios.

Diccionario de la Bohemia:

http://

 

 

Historia (Anagrama), de Martín Caparrós, es una enorme novela que se acerca a las mil páginas y que traigo a colación porque, aunque el autor es argentino vivió en España muchos años donde publicó gran parte de su obra y ha recibido varios premios, esta novela no se había editado entre nosotros aunque va ya para una quincena que vio la luz en su país y es libro de culto en Latinoamérica. La novela es tremenda, enorme, en páginas y en ambición, y quiere hacer realidad aquel cuento de Borges donde en unas líneas se contiene el Universo. La historia es la de un país que parece inexistente pero es claramente una posible historia de los orígenes de Argentina, y precisamente porque es sabido que es país que no tiene, al contrario que los paises mesoamericanos, una tradición oriunda de cierta relevancia. El libro se quiere, querencia borgiana, una enciplopedia de usos y costumbres de los habitantes de tan mítica tierra, de sus cantos y de sus usanzas, como emplar la vicuña para casi todo, desde su lana, claro, a ser principal elemento sexual no declarado oficialmente. Este libro es puro goce literario, de clara raíz cervantina, se basa en un libro Histoire, aparecido en francés y del que Historia es un comentario extendido, y escrito con una rara elegancia que combina admirablemente el modo lírico con la cirugía de la prosa cuidada de un antropólogo a lo Levi Strauss. Absolutamente recomendable, por tanto.

 

Pablo d´Ors, sacerdote, nieto de Eugenio D´Ors, de educación eminentemente centroeuropea, donde la Teología juega un papel importante al igual que la obsesión por dar cuenta de la formación del individuo, es uno de los mejores escritores españoles surgidos en los últimos veinte años. Su última novela Entusiasmo (Galaxia Gutenberg) la traigo a colación porque además de considerar que es una de las mejores publicadas este año, representa por ahora su obra más acabada. En realidad esta novela, que da cabida a casi cien personajes, apenas oculta una autobiografía del autor pero llevadas a extremos profundamente adecuados de ficción novelesca. Desde luego se trata de una Bildungroman en toda regla, es decir, una novela de iniciación de clara filiación centroeuropea, que desde Goethe con su Werther ha dado obras maestras, como el Tonio Kröger, de Thomas Mann o Las tribulaciones del estudiante Törless, de Robert Musil. Entusiasmo, además, de perfila como una novela de juventud, es decir, que trata de ella desde el punto de vista de sus posibilidades. Es, por tanto, un libro de esperanza, ya que aunque D´Ors es autor de clara filiación posmoderna, no comparte esa desavalorización de los valores tan propio de la Modernidad, ese nadar en el nihilismo. Libro construido desde la esperanza, pero sin caer en el dogmatismo cristiano, es una novela inteligente en aquello que plantea y admirablemente bien escrita.