Una frase de la serie de televisión Mad Men

Las series de televisión han ganado en estos últimos años un espacio cada vez mayor en el terreno de la narración por imágenes, desplazando a otros formatos como el cine. (…)


También han influido en la técnica narrativa y creado una nueva figura que es el responsable de su éxito o fracaso. Un nuevo tipo de autor que no es el realizador ni el guionista, sino una mezcla de los dos y muchas cosas más.

En el cine, el guionista siempre ha tenido una función subordinada. En especial frente al realizador o director. Y resulta difícil que un guionista logre influir demasiado en el producto final, aunque un guión malo puede ser un elemento decisivo para matar una película. Por lo general, los guionistas hoy día adaptan historias ajenas. O sea, hacen mas bien el papel de “traductores” en imágenes de otros textos o incluso ideas preconcebidas sobre lo que debe ser un éxito de taquilla. Lo que llamaríamos cine de efectos especiales y destinado a un tipo de público determinado.
A diferencia del cine, en las series de televisión una de sus principales características es su desarrollo a lo largo de un tiempo. No es lo mismo contar una historia en 30 capítulos de una hora durante varias temporadas que en sólo dos horas. Sin embargo, esa temporalidad depende de los favores del público por lo que, en un principio, nadie sabe cual puede ser la duración exacta de una serie. Y estos factores son, entre otros, los que han creado un nuevo tipo de director que  reúne en si características distintas.
Esta persona tiene del realizador clásico el que dirige el trabajo de otras decenas de personas y ensamblarlo todo a lo largo del tiempo que dure la serie. En los Estados Unidos se le llama showrunner y es sobre lo que trata el libro escrito por Neil Landau, The TV showrunner map. Landau es un hombre que conoce bien el mundo de las series y sin ir mas lejos fue el creador de Melrose Place e incluso participó en el guión de la película española de animación Las aventuras de Tadeo Jones, que entre otros premios le valió un Goya en el 2013 al mejor guión adaptado.
Para entender esta nueva figura, Landau ha entrevistado en su libro a los creadores de las series de más éxito de estos últimos años, como Shonda Rhimes (Scandal, Grey’s Anatomy), Vince Gilligan (Breaking Bad), Glen Mazzara (The Walking Dead) y muchos más en una panorámica completa sobre 21 aspectos esenciales de la creación de una serie de éxito.
En sus páginas surge el retrato de esta nueva figura que es una mezcla entre un creativo y un guionista, y que como responsable último de los millones de dólares que se van a invertir en la serie no se limita a escribir el guión de una bonita historia. Él tiene un proyecto con una cierta idea que comienza a profundizar con la ayuda de un equipo de guionistas. Entre todos pueden llegar a formular unas 500 ideas sobre el ambiente y los personajes en que se mueve el proyecto, y que puede variar de escenario, tiempo histórico y personajes. Por supuesto que también se encargan del trabajo documental previo y si la serie puede  ser sobre abogados, estas personas habrán entrevistado a varias decenas de ellos para sonsacar ideas, costumbres y ambientes. 
De este medio millar de ideas del proyecto inicial se hace una criba y quedan reducidas a medio centenar de las que se escribe una sinopsis detallada. Tras una nueva selección quedan reducidas a una decena de las que se graba un programas piloto de un episodio.
De aquí saldrá el que dará origen a la serie. La elección depende del showrunner lo mismo que la aprobación de los distintos episodios de la serie y que escriben su equipo de guionistas, cada uno especializado  en algún aspecto, y que él retoca.
Al mismo tiempo o en paralelo, al principio de cada temporada se crea un documento que se denomina “el punto de vista”. En él se analiza el año desde múltiples aspectos que pueden ir desde la economía a como las personas se relacionan. Y es este tipo de análisis de los que surgen las ideas que enrriquecen los distintos capítulos de la temporada, aunque la serie sea sobre marcianos.
El showrunner se peleará con el realizador y los jefes de la cadena que la producen para imponer su criterio y supervisará todo el proceso creativo. Una vez puesta en marcha, conviene tener en cuenta que para escribir un capítulo a lo mejor sólo se dispone de una semana. Como dice Aaron Sorkin en el libro, y autor de series comoThe Newsroom y West Wing, “viene a ser como entregar todas las semanas del año una tesis universitaria”. O como explica Matthew Weiner de Mad Men si la serie va bien “es como ganar un concurso de comedor de tartas y el premio consiste en comerse una más”. Por eso el showrunner tiene que ser capaz de dirigir un producto muy fluido que debe durar lo más posible. Si la serie triunfa tiene la última palabra sobre cualquier cuestión, desde el vestuario de una actriz a un plano o un palabra de un diálogo. Pero lo más importante es que por vez primera desde el nacimiento del cine y la televisión, en el mismo centro de la narración no está el director de cine, un actor o un guionista, sino el showrunner, una revolución generada por las series de televisión y que han sido capaces de fusionar imagen y narrativa.
Neil’s film and television credits include the cult teen comedy “Don’t Tell Mom the Babysitter’s Dead” starring Christina Applegate; “Melrose Place,” “The Magnificent Seven,” “Doogie Howser, M.D.,” “The Secret World of Alex Mack,” “Twice in a Lifetime,” MTV’s “Undressed,” “The Young & the Restless,” “Monarch Cove,” and one-hour drama pilots for CBS, ABC, ABC Family, Warner Bros., Disney, Lifetime, and Freemantle. Neil also served for several years as Executive Script Consultant in the international divisions of Sony Pictures Television and Columbia Pictures. 
His animated movie projects include the 3D animated feature “Tad:The Lost Explorer” (aka “Las Adventuras de Tadeo Jones”) which earned him a Spanish Academy “Goya” Award and Cinema Writers’ Circle Award for Best Adapted Screenplay (2013). He co-wrote and is serving as Co-Executive Producer on the new 3D animated feature “Capture the Flag” for Paramount. Neil is also credited as screenwriter on the new animated movie, “Sheep & Wolves,” for Wizart Animation (“The Snow Queen”); currently in production, the movie will be released in 2016.  

Neil is a professor in the MFA in Screenwriting and Producing Programs at UCLA School of Theater, Film & Television (his alma mater). He is the author of the bestselling books 101 Things I Learned in Film School (Grand Central Publishing, 2010); The TV Showrunner’s Roadmap (Focal Press, 2014); The Screenwriter’s Roadmap (Focal Press, 2012); and the forthcoming TV OUTSIDE THE BOX: Trailblazing in the Digital Television Revolution (Focal Press/Taylor & Francis Publishing, 2016).