Tiziano, autorretrato, 1550. Gemäldegalerie de Berlin

 

Un libro que ha tardado cincuenta años en escribirse en un mundo como es el de la Historia del Arte, cuyos proyectos de investigación más largos no exceden de los cinco años, merece nuestro aplauso y admiración. Enormemente ambicioso, Tiziano: fuentes y documentos incluye todos los documentos conocidos sobre Tiziano y su obra que datan de su vida, y todas las referencias conocidas a él en publicaciones contemporáneas. La sección correspondiente de cada texto se transcribe íntegramente, precedida de un breve resumen en inglés, con amplias anotaciones y, cuando es necesario, un comentario. La intención de esta increíble obra de erudición es ofrecer un estudio exhaustivo de las pruebas históricas conservadas sobre Tiziano y su carrera.

La obra editada por Charles Hope se basa en las investigaciones llevadas a cabo en los archivos donde se conservan los documentos relacionados con el artista y su familia. La publicación recoge los resultados del trabajo de investigación que ocupó al erudito inglés durante cincuenta años.

Un proyecto, además, llevado a cabo desde el principio por una sola persona, facilitado inicialmente sí por diversas «subvenciones» y financiaciones, pero sin el apoyo continuo de un equipo probado de colaboradores, asistentes remunerados y otras ventajas de un apoyo «institucional» garantizado. El caso es único en la Historia del Arte.

 

Tiziano. Flora, 1515. Galleria degli Uffizi. Florencia

 

Estamos hablando del Corpus diplomaticum de Tiziano, la inmensa obra de Charles Hope, que debe considerarse un hito no sólo en la bibliografía de Tiziano, sino en el estudio del Renacimiento italiano y europeo en general. Intentemos comprender la dimensión historiográfica y epistemológica de esta megapublicación, la «obra de la vida» del antiguo director del Warburg Institute de la Universidad de Londres. Mientras tanto, señalemos que el corpus se presenta en nada menos que seis volúmenes, que abarcan un total de nada menos que 3.000 (¡!) páginas, ofrecidas al lector bajo el impecable ropaje editorial de la refinada editorial inglesa de Paul Holberton. Para la realización de esta obra magna ha sido fundamental el apoyo de la Burlington Magazine y de la Fondazione Centro Studi Tiziano e Cadore, comprometida desde 2003 con la promoción de la investigación sobre el pintor de Cadore.

Tiziano fue uno de los pintores más famosos, exitosos y longevos del Renacimiento. Gran parte de su producción fue para gobernantes o instituciones cuyos archivos se han conservado en gran parte, y muchos de sus documentos familiares también han sobrevivido. Además, fue mencionado en más de ciento sesenta publicaciones diferentes a lo largo de su vida. Aunque se han publicado cientos de documentos sobre él y su obra, normalmente en publicaciones especializadas basadas en material de un solo archivo, sólo ha habido dos intentos de ofrecer una visión general de todo el corpus de documentos y primeras referencias publicadas sobre él, el primero de Crowe y Cavalcaselle en 1877, el segundo de Adolfo Venturi en 1928. Estas publicaciones eran necesariamente selectivas e incluían transcripciones de sólo una pequeña parte del material utilizado.

La colección, que cuenta con más de dos mil novecientas piezas, incluye no sólo textos específicos sobre el propio Tiziano, sino también sobre sus hermanos e hijos, sus principales ayudantes y los demás miembros de la familia Vecellio ya activos como pintores antes de su muerte, así como inscripciones en cuadros y grabados. Además de los textos fechados en vida de Tiziano, la colección incluye todo el material biográfico publicado antes de 1700 y todos los demás textos de los que se pueda pensar que reflejan información anecdótica de primera o segunda mano sobre Tiziano. Los puntos fuertes y las limitaciones de las principales fuentes impresas tempranas y las circunstancias en las que se produjeron se analizan en una introducción sustancial, que también incluye una visión general de las principales colecciones de archivos consultadas en la preparación del libro. La mayoría de ellos se encuentran en Italia, pero también hay otros en España, Austria y Alemania.

 

Tiziano. El emperador Carlos V con un perro. Museo Nacional Del Prado

 

La gran mayoría de los documentos ya publicados han sido objeto de nuevas transcripciones, y se han incluido numerosos documentos hasta ahora desconocidos. También se tienen en cuenta los documentos que ahora sólo se conocen a través de fuentes secundarias, así como los documentos falsos, de los que un número importante se han producido en los dos últimos siglos.

Las entradas se presentan, como era de esperar, por orden cronológico, y van acompañadas de comentarios, siempre puntuales, a veces sustanciosos y exigentes, que se añaden a cada artículo individual. Dos aparatos, una extensa bibliografía de casi 2.000 entradas y un elaborado índice, que registra las personas y obras de arte citadas, son herramientas indispensables para el uso de la obra. Todo claro, todo conforme a la norma habitual en este tipo de publicaciones.

En su dimensión cuantitativa (y quizá también geográfica, volveremos sobre ello), el Corpus diplomaticum de Tiziano supera a cualquier otra colección de este tipo, pero en cuanto al método se inscribe en una tradición, que se remonta al siglo XIX, de poner a disposición «todos» los documentos disponibles sobre la «vida y obra» de un solo artista importante. Un ejemplo clásico son los Urkunden über Rembrandt, publicados en 1906 por Cornelius Hofstede de Groot, seguidos en 1979 por The Rembrandt Documents, editado por Walter Strauss y Marjon van der Meulen; otro es la reciente edición, a cargo de Stefania Macioce, de Documents, Sources and Inventories de Caravaggio, que abarca un periodo muy amplio, de 1513 a 1883 (tercera edición ampliada de 2023).

(Texto de la editorial con añadidos de Malcolm Larder)

CHARLES HOPE fue director del Instituto Warburg. Ha publicado numerosos trabajos sobre el arte italiano de los siglos XV y XVI.

 

 

 

Puedes comprarlo en este enlace