El pensamiento de Jacques Lacan, junto con el de Roland Barthes, Michel Foucault, Jacques Derrida y Gilles Deleuze, es esencial para comprender nuestro mundo contemporáneo. Mientras que la mayoría de estas figuras intelectuales ya han sido objeto de homenajes y exposiciones, el pensamiento de Lacan permanece inexplorado en los museos, a pesar de que mantuvo una relación muy estrecha con las obras de arte.

Lacan se relacionó estrechamente con el arte y los artistas del siglo XX (Salvador Dalí, André Masson, Georges Bataille, Pablo Picasso y Dora Maar) y nunca dejó de recurrir al arte de todas las épocas en su enseñanza. Más de 40 años después de la muerte del psicoanalista, la exposición del Centro Pompidou-Metz explorará la especial relación de Lacan con el arte, reuniendo las obras que él mismo indexó, los artistas que le han rendido homenaje y las obras modernas y contemporáneas que se hacen eco de las principales articulaciones conceptuales de su pensamiento.

 

 

Lacan abrió un campo innovador que está en el corazón de nuestra modernidad y de nuestro tiempo. Hoy nos enfrentamos a cuestiones como el sexo, el amor, la identidad, el género, el poder, la creencia y la incredulidad, cuestiones todas ellas sobre las que el psicoanalista ha aportado valiosas pistas.

El recorrido está diseñado para ser visto y vivido como un viaje a través de nociones específicamente lacanianas, empezando por el estadio del espejo, que ha fascinado a muchos artistas y cineastas. A continuación, se aborda el concepto de lalangue, palabra acuñada por Lacan para designar una forma y una función del lenguaje más en contacto con lo que el psicoanalista describía como lo real, y que resuena en la obra de artistas que han jugado con las palabras, los dobles sentidos, el balbuceo, incluso el lenguaje de los pájaros, sin olvidar su relación con la poesía. Por su parte, la sección Nom-du-Père brindará la oportunidad de repensar la noción de patriarcado. Le sigue la sección sobre el objeto a, la invención de Lacan del objeto como causa del deseo en el sentido de falta, resto y caída, que se desplegará de diversas maneras: caída, falo, seno, cuerpo fragmentado, mierda, voz, nada, mirada y, por último, agujero.

 

 

La sección La Femme n’existe pas está dedicada a la famosa sentencia de Lacan según la cual no existe la esencia de la mujer, y presenta obras de artistas que relativizan las representaciones misóginas. La feminidad es a menudo múltiple, y la sección Mascarada rendirá homenaje al concepto de Joan Rivière, retomado por Lacan. La mascarada está presente en el travestismo de muchos artistas, confirmando la posición de Lacan de que la anatomía no es destino, de que el género no corresponde necesariamente al sexo asignado al nacer.

En la célebre frase de Lacan, No hay relación sexual es el título de una sección organizada en torno a la réplica del Gran Vidrio de Duchamp, en la que el goce de la novia en el registro superior tiene lugar sin que haya ningún contacto físico con los solteros en el registro inferior. El amor, que para Lacan es «lo que suple la ausencia de relación sexual» (Encore, Le Séminaire, Livre XX, editado por Jacques-Alain Miller, París, Seuil, 1975), es sin embargo lo que abre el goce – «Sólo el amor permite al goce condescender con el deseo» (L’Angoisse, Le Séminaire Livre X, editado por Jacques-Alain Miller, París, Seuil, 2004). Una sección explorará el goce, ante todo femenino, cuyo clímax Lacan sitúa en los parloteos místicos representados en L’Extase de sainte Thérèse de Bernini, y que encuentran avatares contemporáneos en las obras de Anselm Kiefer, ORLAN y las representaciones de las Hermanas de la Perpetua Indulgencia.

Los últimos años de la enseñanza del psicoanalista dieron un lugar de honor a la topología, los nudos borromeo, las bandas de Moebius y las botellas de Klein. La última sección de la exposición refleja tanto el interés de Lacan por los nudos y tejidos de François Rouan, artista que conoció en Villa Médicis y para el que escribió un texto, como la influencia de las preocupaciones topológicas de Lacan en los artistas contemporáneos.

(Texto del catálogo de la exposición)

 

COMMISSARIAT

Marie-Laure Bernadac et Bernard Marcadé, historiens de l‘art, associés à Gérard Wajcman et Paz Corona, psychanalystes

1, PARVIS DES
DROITS DE L’HOMME
CS 90490
57020 METZ
+33 3 87 15 39 39

 

 

 

Puedes comprarlo en este link