Esta semana traemos a nuestra sección de fotos una selección de fotografías de David Bailey, algunas de luminarias de la moda, la música y las bellas artes. Estos retratos e impresiones «rasgadas» son poco conocidas, y capta a personajes como Jane Birkin, Michael Caine, David Hockney, Helmut Newton, Jean Shrimpton y Mick Jagger.

El estilo audaz e iconoclasta de Bailey le ha convertido en uno de los retratistas vivos más conocidos del mundo y le ha dado tanta fama como sus retratados. Desechando las rígidas normas de una generación anterior de fotógrafos de retratos y moda, canalizó e inmortalizó las energías del Londres de los años sesenta y posteriores. Autodidacta, su estilo se caracteriza por fondos blancos, recortes sin concesiones y poses sorprendentes y aparentemente espontáneas. Desde el principio de su carrera, que abarca ya más de seis décadas, sus retratos e imágenes de moda, cautivadores pero sobrios, han transmitido un sentido radical de la juventud y la sexualidad, tipificando a menudo el look de la época.

David Bailey nació en Londres en 1938.  Tras dejar la escuela a los quince años, fue reclutado por la Royal Air Force en 1956. Mientras estaba destinado en Singapur, se compró su primera cámara y se inspiró en la fotografía de Cartier Bresson, «Cachemira». En 1959, Bailey empezó a trabajar como ayudante del fotógrafo de moda John French. Poco después lo dejó para emprender su carrera como fotógrafo y publicó su primer retrato de Somerset Maugham para la revista «Today» en 1960. El meteórico ascenso de Bailey en British Vogue a principios de los 60 fue seguido por la publicación, en 1965, de su primer libro de fotografía, Box of Pin-Ups, que, como sugiere su título, retrataba a estrellas mediáticas como Mick Jagger, The Beatles y Andy Warhol, entre muchos otros.

Su voluble personalidad sirvió de inspiración para el personaje principal -un fotógrafo de moda- de la película clásica moderna Blow-Up (1966), de Michelangelo Antonioni, y Bailey pasó a crear algunos de los retratos más memorables y sensuales del siglo pasado. Bailey ha expuesto en todo el mundo, y la primera de sus grandes exposiciones tuvo lugar en 1971 en la National Portrait Gallery de Londres. Otras exposiciones han tenido lugar en el Victoria and Albert Museum de Londres (1983), International Center of Photography de Nueva York (1984), Birth of Cool, Moderna Museet de Estocolmo (2000), y Bailey’s Stardust, National Portrait Gallery de Londres (2014), que viajó en 2015 al Padiglione d’Arte Contemporanea de Milán y a la Scottish National Gallery de Edimburgo. La obra de Bailey forma parte de colecciones privadas y públicas, como la National Portrait Gallery de Londres, el Victoria and Albert Museum y el Los Angeles County Museum of Art.

 

 

David Bailey en 1956

David Bailey

 

 

Puedes comprarlo en este enlace