Soledad Puértolas, Luis de León Barga y Enrique Bueres

Numerosos amigos y  familiares arroparon a Luis de León Barga, en la presentación de su último
libro titulado «Los durmientes», en un concurrido acto celebrado en
el Paraninfo del Instituto Internacional Americano, en Madrid.

La académica y escritora Soledad Puértolas, el director de la editorial Fórcola, Javier
Jiménez, y el periodista Enrique Bueres fueron los encargados de conducir el
acto de presentación, al que asistieron una nutrida representación de
profesionales de los medios de comunicación.
Soledad Puértolas
Editada por Fórcola, la novela desvela en 360 páginas uno de los episodios menos conocidos de
nuestra historia contemporánea, en una trama en la que agentes dobles, los
servicios de espionaje soviéticos y la diplomacia vaticana cruzan sus caminos
en los años de la dolce vita romana y la Transición española.
Con esta novela, el autor espera que el lector despierte de su letargo -de ahí su título, «Los
durmientes»-, y lea la historia de unos personajes que viven diferentes
intrigas y vicisitudes históricas desde la Segunda Guerra Mundial hasta
nuestros días.
Para Luis de León, la lealtad «no abunda» en el mundo actual, «ni en lo público, ni
en lo íntimo» y esa es la idea que subyace en su nueva novela que expone
la hasta ahora «intacta» historia de las personas que «trajeron
la democracia» a España guiadas «en su mayoría» por el «interés».
«Era gente vinculada al régimen, consciente de que Franco no iba a vivir mil años, por lo
que fueron cambiando de posición y facilitando la llegada de la
democracia», según explica el autor en una entrevista con EFE, a propósito
de la publicación de su relato, que acaba de llegar a las librerías.
Para escribir «Los durmientes», Luis de León, que residió en Roma durante dos
décadas, se basó en las «muchas historias» que escuchó de su padre
-corresponsal en Roma entre la II Guerra Mundial y los años 70- y después en
otras personas, durante su propio trabajo para EFE en la capital italiana.

 

Esta es la segunda obra que escribe, tras la publicación en 2010 de «Nuestra amiga común».