Los poetas de este lado del planeta, al que el “altermundismo” llama Norte Global, apenas hemos transitado otros paisajes literarios, tan imbuidos como estamos, desde tiempos remotos, de una racionalidad y estética eurocéntrica que no nos deja ver más allá.

La importancia de explorar otras poéticas, al margen del enriquecimiento personal que supone, tendría que ser, en parte, un deber ético.

Hace no mucho, con motivo de un trabajo de fotografía documental en el que me hallo inmerso, me llegó la sugerencia de leer a Obdulia Mariela Tax Ajtún (Salcajá, Quetzaltenango, Guatemala, 1991), poeta maya k’iche’.

Su magnífico poemario, «Entre los brazos de la neblina» (Parutz Editorial, 2023, sirve para asomarnos a una poética tejida con un lenguaje simbólico, que manifiesta la realidad de un pueblo y cultura que se resiste a la estandarización.

 

Mariela Tax

 

Mariela Tax es educadora popular. Su obra ha sido incluida en diversas antologías y fanzines y ha participado con lecturas de poéticas en los Festivales Internacionales de Quetzaltenango y Aguacatán.

La poesía que nos trae Mariela Tax tiene fuertes vínculos con la naturaleza y una profundidad espiritual conectada con los antepasados y, en general, con la particular cosmovisión maya de un territorio físico, pero también inmaterial, que resiste.

Entre los brazos de la neblina está segmentado en nueve partes: Origen, Ixöq, Nuna, K’at, Rituales, De qué color es la nostalgia, Despedidas, Voces y Kat waj.

 Si bien, cada una de ellas obedece a diferentes temáticas, encontramos de forma nítida que hay un hilo conductor que las atraviesa.

 

Foto de Alessandro Cinque

 

Poemas a las abuelas, denuncia social, violencia estructural, discriminación, colonialismo, sororidad y una aspiración de pervivencia y reconstrucción de una usanza literaria de los pueblos originarios, tanto en su forma oral como escrita, pero sin dejarse caer en la aflicción ni compadecerse, sino más bien con la mirada puesta en el futuro, con versos empoderados que navegan en la diversidad lingüística; en la resiliencia.

Como ejemplo de la belleza que emana su poesía, transcribo, a continuación, tres poemas breves.

Sus redes sociales recogen parte de su obra poética, la podéis seguir en:

  https://www.instagram.com/marielataxaj?igsh=bnl4dzludGVwbWdu

 

LINAJE

Habita en mí

el tiempo de las abuelas,

el deseo de sus almas.

Habita en mí

el concierto de sus voces,

el sonido de sus llantos.

Habitan en mí

cada uno de sus pasos,

cada uno de sus sueños cobra vida

a través de sus hijas.

En mí germina una semilla

sembrada desde el linaje

de mis ancestras.

 

MITAD MUJER

Soy mitad mujer, mitad jaguar,

mitad barro, mitad arena

mitad carbón, mitad cenizas

mitad lluvia, mitad fuego

mitad hebra, mitad lienzo

mitad sol, mitad tristeza

mitad silencio, mitad trueno.

Soy mitad mujer, en la otra mitad florece un

camposanto.

 

ESPERO

Te espero,

aguardo paciente

para que mi amanecer nazca en tus labios,

para que mi ocaso muera en tu pecho.

Te espero

desde los cuatro rumbos del universo.