CAROLINE HAYEUR es una fotógrafa canadiense resueltamente optimista, marcada por la experiencia sobre el terreno desde principios de los años 90. La artista explora las cuestiones del cuerpo social: convivencia, compartir y diferencias. Busca lugares y formas de socialización -comunidades amistosas, filiales, plurales- en la tradición del retrato documental y humanista. Actúa como antropóloga visual, y su enfoque puede describirse como una etnología de lo cotidiano. Sus ambientaciones espaciales e instalaciones, generalmente a gran escala, se inscriben en el campo de la fotografía plástica.

FOTOGRAFÍA

En 1997, con su obra RITUEL FESTIF – PORTRAITS DE LA SCÈNE RAVE À MONTRÉAL inició una larga incursión en el mundo de la vida nocturna. Después de recorrer Europa y América durante más de 10 años, el cuerpo de trabajo se presentó en 2019 en la exposición Electro, «De Kraftwerk à Daft Punk» en el Musée de la musique – Philharmonie de París, la Bienal de Venecia y el Design Museum de Londres.

RITUEL FESTIF, TANZ PARTY y AMALGAT: DANSE, TRADITION ET AUTRES SPIRITUALITÉS dan testimonio del cuerpo en movimiento, y son objeto de libros, giras y sitios web. HUMANITAS, una serie de retratos que ilustran emociones fuertes desde el nacimiento hasta la muerte, se presentó varias veces en Quebec y en Toulouse en el festival Manifesto en 2013. Con ADOLAND, continúa su viaje por el mundo de la adolescencia. El cuerpo de trabajo se ha presentado en seis lugares en Quebec desde 2014. Desde 2020, con Radioscopie du dormeur, fotografía el mundo del sueño. La primera parte de este nuevo proyecto es fruto de una residencia artística realizada en la región de Kamouraska, en Quebec, con la participación de la comunidad circundante.

MEDIACIÓN

Desde el 2003, la artista organiza proyectos de intercambio y formación. En forma de misiones fotográficas o talleres, trabaja la creatividad, la identidad, la autoexpresión y la autoestima. Ya sea trabajando con jóvenes de origen haitiano en el barrio de Saint-Michel con motivo de la exposición STOCK EN HAÏTI: QUINZE ANS (2003), o con recién llegados para AMALGAT: DANSE, TRADITION ET AUTRES SPIRITUALITÉS (2007), el objetivo sigue siendo el mismo: utilizar la fotografía como herramienta democrática para revalorizar al ser humano en su entorno. Otras de sus obras son el site-specific ICI C’EST CHEZ MOI (HABITER, VU, Québec, 2006) y el proyecto web HABITER – AU-DELÀ DE MA CHAMBRE (ONF, 2011), en el que invita a adolescentes a fotografiar sus dormitorios. El espíritu de comunidad sustenta toda la práctica de la artista: la investigación de campo y el acto de mediación son las claves para llegar a los actores de sus fotografías.

(Texto de la página de la autora) https://art.carolinehayeur.com/fr/project/page/about

 

 

Caroline Hayeur

 

 

 

Puedes comprar el libro en este enlace