La fortuna ambigua de las patrias, según Régis Debray

-Querida, escucha lo que estoy leyendo. -No seas pesado, que estoy viendo La casa de papel. -Te va...

Leer más