La culpa fue de Baudelaire y de Tomás de Quincey

Tomás De Quincey, autor de las inigualables Confesiones de un opiómano inglés, fue traducido al francés por Baudelaire

Leer más